5 consejos para la limpieza del gres porcelánico

5 consejos para la limpieza del gres porcelánico

Consejos
2016

23

Febrero
Volver al blog

¿No consigues ver limpio tu suelo de gres porcelánico? ¿Pasas la fregona y se siguen notando las pisadas? ¿Hay manchas que no salen? ¡No te preocupes! En general, todos los pavimentos son susceptibles de retener suciedad en cierta medida. Esto depende de sus peculiaridades: si su textura es rugosa o seca, si tiene relieves acentuados en los que se acumula la suciedad, etc.

Entonces, ¿cuál es la solución? A la hora de elegir pavimentos de gres porcelánico es importante conocer todas sus características, entre las que se incluyen las particularidades de mantenimiento y limpieza.

¿A quién no le ha pasado que una vez colocado y rejuntado el gres porcelánico le han quedado restos de cemento en la superficie? En muchos casos, basta la limpieza con una solución ácida diluida, como por ejemplo vinagre, para eliminar la suciedad. Pero también existen productos específicos para limpiar el gres porcelánico que deben usarse con precaución, puesto que suelen presentar concentraciones de ácido muy elevadas.

En el mercado podemos encontrar productos como Deterdek, de Fila. Este desincrustante-quitamanchas es ligeramente ácido y, ¡muy fácil de utilizar! Sólo tienes que verter el líquido sobre las manchas, dejar actuar unos minutos y frotar con un cepillo de cerdas rígidas de plástico que sea suficientemente abrasivo enérgicamente, no de cerdas metálicas. Finalmente, debes aclarar con agua y limpiar con tu limpiasuelos habitual. Aunque, por su nivel de acidez, sólo debes utilizar este tipo de productos en casos muy puntuales.

Avantgarde Azulev

El mantenimiento del gres porcelánico es muy sencillo: una limpieza periódica mediante un lavado con agua o una solución diluida de detergente son suficientes para devolver al pavimento o revestimiento sus características originales.

Estos son nuestros 5 consejos para la limpieza del gres porcelánico:

  1. Nunca efectúes una limpieza ácida sobre revestimientos o pavimentos recién colocados, ya que el ácido reacciona con el cemento no fraguado, pudiendo deteriorar las juntas.
  2. Impregna la superficie con agua limpia previamente a cualquier tratamiento químico, para prevenir la posible absorción de los agentes utilizados por el material de rejuntado y por el soporte cerámico, y aclara inmediatamente después del tratamiento, para eliminar los restos de productos químicos.
  3. Considera tanto las características del pavimento o revestimiento, como las recomendaciones del fabricante.
  4. Evita abrasivos, golpes y punzonamientos que puedan rayar, romper o deteriorar las superficies del suelo.
  5. Evita el contacto con productos de limpieza que contengan ácidos fuertes.


También te podría interesar: 



Pon en marcha estos consejos y, ¡disfrutarás de un suelo porcelánico perfecto!

Evoque Azulev