Qué es y cómo aplicar el Feng Shui en tu hogar

Qué es y cómo aplicar el Feng Shui en tu hogar

Consejos
2019

1

Diciembre
Volver al blog

El desplazamiento de la energía positiva es clave para crear energías vitales, según el Feng Shui. Según los principios metafísicos del Feng Shui, cuando tienes dificultad para dormir, existe un sentimiento de tristeza, se respira un ambiente de tensión, o cualquier otra situación negativa, hay algo que está impidiendo el desplazamiento de la energía positiva.

Lo que en otro tiempo fue una práctica reservada a emperadores, nobles y reyes, durante el imperio chino, ahora se ha popularizado y su aplicación se ha extendido por todo el mundo de la mano de la autora y presentadora de Televisión de Malasia Lilian Too, el consultor y escritor sobre autodesarrollo y filosofía oriental William Spear y el conferenciante y profesor de Feng Shui Roger Green.

¿Qué es y como funciona el Feng Shui?

El Feng Shui es un sistema filosófico chino fundamentado en el estudio de la relación entre el mundo visible y el invisible para alcanzar una ocupación consciente y armónica del espacio. En definitiva, el Feng Shui pretende conseguir una influencia positiva del espacio en las personas que lo ocupan.

De acuerdo con este sistema filosófico chino, la armonía en el hogar, incluso los objetos que se usan para decorar, la dirección en que están situados, los lugares donde se encuentran, sus colores y otros aspectos, tienen un gran poder sobre ti y las demás personas que habitan contigo.

Para adentrarnos en este pensamiento milenario oriental, es necesario conocer algunos conceptos como el chi, el yin y el yang.

¿Qué es el Chi?

El chi es definido como una cualidad que no es tangible por ningún ser vivo, pues se trata de la energía vital que unifica el cuerpo, la mente y el espíritu. Dicho flujo de energía está en constante movimiento todo el tiempo, razón por la cual se manifiesta de diversas formas.

¿Qué es el Yin y el Yang?

El Yin y el Yang son un principio tanto religioso como filosófico que define la existencia de dos fuerzas opuestas. Sin embargo, ambas energías se complementan entre sí y son de suma importancia en el universo.

Por un lado, el Yin está relacionado con la oscuridad, la tierra, lo femenino y la pasividad. Mientras que el Yang está vinculado con todo lo contrario, es decir, con la luz, el cielo, lo masculino y lo activo. Estos dos conceptos son esenciales en el  Feng Shui, puesto que, según este sistema filosófico, ambas fuerzas son indispensables para conservar el equilibrio en el universo.

Cómo decorar tu casa según el Feng Shui

 

Si te gusta o sientes interés por esta práctica milenaria, te explicamos cómo de manera sencilla puedes seguir los postulados básicos del Feng Shui en tu hogar para eliminar y evitar lo malo, lograr que todo marche correctamente y abunden las buenas energías.

  • Ilumina los espacios

No se trata de iluminar la casa simplemente por hacerlo. Cada espacio debe tener un tipo de intensidad y dirección diferente.

La cocina, el comedor, la sala y el despacho, pro ejemplo, como son zonas de actividad, es necesario que cuenten con una iluminación que las refuerce. Las lámparas colgantes son las indicadas.

Hay espacios como los baños y dormitorios que son destinados al descanso y que merecen una iluminación que invite a la relajación. Por eso, según el Feng Shui, lo idóneo es iluminarlos de forma dispersa. Incluso la iluminación debe ser más atractiva, colocada en puntos diferentes y bien distribuidos.

  • Sitúa debidamente los espejos

Los espejos son uno de los elementos más importantes del Feng Shui. A su vez, los más peligrosos. Por eso, es fundamental saber usarlos para no conseguir un efecto contrario al que se espera.

Este accesorio se relaciona con la acción en general y los espacios yang, donde se fomentan y dinamizan las energías.  Entonces, debes evitar ponerlos en lugares donde habita el yin (dormitorios o lugares de relajación). La excepción a esta regla son los baños, pues situarlos allí sirve para disminuir los daños y la pérdida de energía positiva.


  • Mantén todo limpio, ordenado y deshazte de la basura

Si hay algo que obstaculiza el chi, es el polvo. Para evitar su acumulación en tu hogar, limpia con frecuencia.


La limpieza también implica que ordenes todo, que cada cosa esté en su sitio, pues un objeto mal posicionado o ubicado dificultará el flujo de energía. Lo mismo sucede con deshacerte de lo que está dañado o que no sirve. Y con respecto a la  basura diaria, mantenla dentro de un cubo o recipiente bien tapado hasta llevarla al contenedor.

  • No decores con cuadros que tengan animales enfurecidos


Los cuadros o imágenes de panteras, cocodrilos, tiburones, u otro animal salvaje con gestos de odio o ira, son representantes de esa misma energía que se queda retenida en el lugar donde se ubiquen. Por lo tanto, no debes tener ningún tipo de esas imágenes en tu comedor, dormitorio o cualquier lugar de la casa porque lo único que conseguirás es atraer dichas energías.

  • Vigila los relojes

Si eres amante de los relojes y te gusta tenerlos en casa, bien sea en paredes o sobre mesas, debes saber que cuando un reloj va avanzando la energía está en acción. Por eso, debes estar pendiente de ellos, específicamente de las pilas o la batería. La razón se debe a que si están desgastadas, el reloj se paraliza y por ende, la energía deja de fluir.

  • Atención a las puertas

Para el Feng Shui, las puertas simbolizan su comunicación y voz. También son portales que permiten la entrada de oportunidades en tu vida. Aquí radica el cuidado que hay que tener con ellas, especialmente en dos aspectos:

El primero es confirmar que las puertas de tu casa se puedan abrir como mínimo a 90° completos. Si no se abren por completo, bien sea por algo que lo obstaculice, como ropa u otros objetos, no recibirás en su totalidad las oportunidades que la vida tiene para brindarte, más bien la recepción de oportunidades será parcial.


El segundo aspecto es comprobar que cada una de las puertas de tu hogar funcione bien. Así que, comprueba que las bisagras no produzcan ningún ruido extraño o que la puerta pueda abrir y cerrar sin esfuerzo.

Todos estos importantes detalles definirán la forma en la que la energía encuentra su camino hacia ti, según los principios del Feng Shui.

  • Coloca plantas en tu hogar


Hay que tener en cuenta el tipo de planta y el lugar de la colocación. Más adelante encontrarás las plantas que, según el Feng Shui, potencian la fluidez de la energía positiva y cómo debes colocarlas.

Atención: el uso de las flores varía según los espacios.

No es recomendable poner flores en el dormitorio  ni tampoco en la oficina, mesa de trabajo o estudio, a menos que se trate de un arreglo floral. Aún así, hay que estar pendiente del momento en que empiece a marchitarse el arreglo floral, puesto que si lo tienes cerca, irás absorbiendo esa energía.

A pesar que las flores no son bien recibidas en los dormitorios, sí lo son en los patios, jardines y terrazas debido a que allí mueven la energía gracias a la variedad de colores.

Los colores del Feng Shui

Utilizar los colores adecuados en los espacios yin y yang es algo fundamental, según este sistema filosófico oriental.

Los espacios yin son sitios exclusivos para la tranquilidad y el descanso, como el baño y los dormitorios. Los espacios yang son lo contrario. Se usan para realizar actividades cotidianas, como la cocina, el comedor o la sala.


En el caso de los espacios yin, baño y dormitorios, los colores ideales son: rojo, rosa, blanco, amarillo y anaranjado.

En cuanto a los colores para los espacios yang, tales como el salón, el comedor o la cocina, los colores son: negro, verde, gris, marrón y azul.


Las plantas que recomienda el Feng Shui

No todas las plantas tienen un buen Feng Shui. Así que, si decides colocar plantas es fundamental que sepas muy bien cuáles son las que te traerán cosas buenas.

Tambien es esencial saber que las plantas colgantes, así como cualquier otro objeto colgante (lámparas o bombillas), permitirán que la buena energía circule mejor en tu hogar y que exista mayor vitalidad.


Hay plantas nada recomendables para el hogar, según el Feng Shui, como por ejemplo los bonsáis y las hortensias.

Los bonsáis, pese a que están muy relacionados con la cultura asiática, son plantas que no tienen un buen Feng Shui. La razón se debe a que se trata de plantas a las que se les ha acortado su crecimiento natural. Dicha limitación únicamente traerá a tu casa malas vibras, incluso hará que tus días sean limitados.

Lo mismo sucede con las hortensias, pues es una planta que se relaciona con la introspección y la soledad, dando origen a que las relaciones entre los integrantes de la familia se vean afectadas al traer las peores energías.

Plantas recomendables para lograr un buen Feng Shui

De acuerdo con el Feng Shui, lo ideal es colocar las plantas en ventanas o balcones, lejos del suelo. Si es dentro de la casa, los lugares por excelencia son la sala de estar y el comedor. En cuanto a la cocina y el baño, son muy pocas las plantas que traen resultados positivos, según el Feng Shui.


Estas son las plantas que fomentan un buen Feng Shui:

  • Albahaca: la albahaca limpia el aire que circula en el ambiente, deshaciendo las energías negativas y al mismo tiempo atrayendo las positivas.
  • Potos: los potos absorben energía positiva y negativa. Es por esto que, debes situarlos en puntos estratégicos, como las ventanas, y sin exagerar su cantidad. Debe haber un equilibrio.
  • Anturios: para la parte interna del hogar, sobre todo en lugares compartidos como el comedor, caen de maravilla los anturios. Se caracterizan por tener flores de color rojo con forma de corazón, ser muy fuertes e irradiar mucha fuerza. Los anturios hacen que la energía circule mejor a su alrededor y que el ambiente en el hogar sea más armonioso.
  • Lirio de la paz: fomenta la realización mental, física y espiritual.
  • Bambú: una de las cosas que el Feng Shui no acepta, es lo alargado. No obstante, existe una excepción con el bambú, cuya firmeza y flexibilidad le dará a tu casa robustez para aceptar y ajustarse a los cambios que se presenten. El bambú también cuenta con una cualidad relajante, lo que se traduce en que en el sitio donde lo pongas, le dará una sensación de tranquilidad.  El Feng Shui precisamente sugiere tenerlo en las habitaciones de dormir.
  • Orquídea: la orquídea, que de hecho para el Feng Shui simboliza la fertilidad, hace alusión a la búsqueda de la perfección, prosperidad, pureza, crecimiento espiritual y belleza.

Principios básicos del Feng Shui para el dormitorio

  • Ten una sola cama en la habitación de pareja

En las habitaciones de pareja se suele asociar todo con la dualidad, es decir, como son dos personas, ¿entonces lo correcto es tener dos baños, dos armarios y dos camas? La respuesta es no. El Feng Shui recomienda tener una sola cama, puesto que las dos camas representan simbólicamente una separación, al dormir cada uno por su lado, lo cual podría influir negativamente en la relación.


  • No coloques ningún tipo de flores en los dormitorios

Las flores, tanto las naturales como las artificiales, dentro de un dormitorio significan energía muerta que repercute directamente en la salud e incitan a la indiferencia en todos los aspectos. En consecuencia, no las uses en el dormitorio. Lo que sí puedes colocar son pinturas de flores llamativas.

  • Deshazte de todo lo que se relacione con el elemento agua

Todo lo que tiene que ver con el elemento agua mueve los líquidos del cuerpo, generando así que la vitalidad se desvanezca. Entonces, es necesario que no tengas agua en jarras o vaso, tampoco peceras, imágenes de lagos, ríos o el mar o de cosas que se relacionen.

  • Usa cubrecamas con colores pasteles

El color negro y el gris son colores que atraen la apatía y la depresión. Como el cubrecama es una pieza que tiene contacto contigo cada vez que te acuestas, lo mejor es que elijas colores pasteles o fuertes pero elegantes.

  • No decores tu cuarto con imágenes de terror

Las imágenes o los posters que transmiten terror, como de películas o de artistas violentos, obstaculizan la buena circulación de energía en la casa, además fomenta el estrés.

Si te sientes identificado con los postulados del Feng Shui, ya sabes cómo comenzar a aplicarlos en tu hogar de forma fácil y sencilla.